Terapia con ventosas

El cupping o terapia con ventosas es una terapia increíblemente antigua y universal, que se expandió desde muy temprano por distintas culturas. Se trata del empleo de ventosas pudiéndolo hacer de diversas formas:

- Masaje con ventosas: aplicación de la ventosa por la zona a tratar con lo que conseguiremos una hiperemia que nos ayudará a desintoxicar el organismo de las toxinas que circulan por la sangre y por la linfa.

-  Ventosa seca fija: consiste en dejar fija una ventosa en un punto determinado. Podemos hacerlo coincidir con un punto gatillo y nos ayudará mejor a la eliminación de los productos de deshecho que se producen en esa región. Si nos basamos en la Medicina Tradicional China, se pueden colocar en puntos específicos de los meridianos que harán que la energía fluya y no quede estancada.

- Ventosa con sangrado: cuando hay zonas muy congestionadas e inflamada se puede hacer sangrar la zona y luego emplear la ventosa, lo que hará que mejore con más rapidez.

Este tratamiento, no es doloroso para el paciente aunque si que puede sentir la tirantez de la aplicación de la ventosa. La aplicación de la técnica deja la zona ligeramente con un hematoma superficial que se irá con el paso del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario